¡Conozca la historia de Pablina y Manolito!

La familia

Karen y Tamara son dos hermanas viviendo en San Bernardo, una de las comunas con mayores índices de pobreza en la región metropolitana de Santiago.  Vivían de allegadas en piezas precarias e inseguras construidas con materiales reciclados, atrás de la casa de su madre.  La historia, hasta el momento, se asemeja a otros casos con los cuales Hábitat para la Humanidad Chile ha trabajado a menudo en la capital chilena.

Lo distinto de esta situación para la organización residía en que ambas hermanas tienen un hijo/a padeciendo de una enfermedad muy grave, de alto costo que pone en riesgo la vida del niño/a, afectando profundamente la dinámica y economía familiar.

Karen y su esposo Pedro tienen 3 hijos; Macarena, 16 años, Israel  11años y Manolito, 5 años. El menor de la familia es un niño muy carismático, sociable y afectuoso que tiene síndrome de Down y que padece de 15 enfermedades asociadas a su condición.

Manolito dormía con su hermano y sus padres en una pequeña pieza muy oscura, con poca ventilación que se humedecía mucho durante la temporada de lluvia. Como las condiciones de vivienda eran tan precarias, le hacía difícil para sus padres mejorar el estado de salud de su hijo, lo que generaba muchas visitas al hospital.

Tamara por su parte, es la madre de Pablina, una joven adulta de 21 años que padece de parálisis cerebral. Las dos vivían en el mismo dormitorio con condiciones similares a Manolito lo que afectaba mucho la calidad de vida de Pablina.

Hábitat para la Humanidad Chile vio la posibilidad de ayudar a ambas familias con el programa Nuestros Hijos Vuelven a Casa como este mejora la vivienda de niños, niñas y jóvenes que padecen de enfermedades catastróficas o que tienen necesidades especiales permitiendo que vuelvan a sus casas y dejen el hospital atrás.

La brigada canadiense

Una brigada de 12 voluntariados canadienses liderado por Kate y Pete Havercroft llegó a Santiago durante el mes de marzo 2012 para construir una nueva casa de 35m2 (3 piezas, una sala de estar y un baño) para Karen, Manolito y su familia; y un amplio dormitorio de 13m2 para Tamara y Pablina.

Esta construcción fue una experiencia única donde se construyó dos situaciones habitacionales seguras para que ambos niños puedan recuperar y vivir en mejores condiciones. Las dos viviendas amarillas muy luminosas con muchas ventanas traen alegría, las paredes bien aisladas permiten menos humedad, mejor calidad del aire y mejor calefacción durante el invierno chileno. ¡Esto dio a ambas familias nueva fuerza y esperanza para seguir adelante!

Los voluntarios, no solamente volvieron a su país con el corazón lleno de emoción al recordar las casas amarillas que habían construidas sino agradeciendo para siempre las nuevas amistades chilenas y la felicidad de las familias al recibir sus nuevas casas…

 

Acerca de hphchile

Hábitat para la Humanidad Chile es una institución que promueve el derecho de familias y comunidades vulnerables a una vivienda y hábitat que mejore su calidad de vida. Hábitat para la Humanidad Chile trabaja junto a familias y comunidades vulnerables en el acceso y logro de soluciones habitacionales y comunitarias, mediante alianzas y prestación de diversos servicios, en el marco de una gestión eficiente y sostenible que logre impacto e incidencia a nivel nacional.

Publicado el abril 25, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: